Novedades

"Señor Desconocido."

(Obras en fase de creación)



Hablar de la serie “Señor Desconocido” es hablar también de mi vida en estos últimos años y de los motivos que la tornó una acción creativa.
He hecho una buena cantidad de bocetos del natural donde dejé plasmado, claro, un deseo sublimado de observador activo en el dibujo sobre papel.
Una pequeña colección de estampillas postales volvió a mí con interés, recordándome una afición por la filatelia en mi infancia.
Con el  reciente fallecimiento de mi madre comprendí, nuevamente, la  frágil desolación afectiva.
De todo esto,  de modo muy natural y lúdico, surgió la obra  que titulé con el nombre de “Señor Desconocido”.
 Una serie de correspondencias postales dirigidas a mujeres amadas, anónimas y atemporales, que a su vez están representadas cada una de ellas en un dibujo al natural en el sobre. Jugando con lo que para los surrealistas era el azar-objetivo (la realidad acontece entorno de causalidades), me asegure que la serie  siga desde la distancia los acontecimientos que cabe de esperar que sucedan a raíz del envío de cartas libidinosas, “despachando” la correspondencia sin remitente alguno.
Esta obra está repleta de una cantidad de pormenores ceremoniosos, íntimos,  llenos de amores imperfectos, de emociones desencontradas y de un instante de  infancia  que certifica que hubo viajes y largas distancias.
Quizás, “Sr. Desconocido”  sea parte de quien soy hoy.





 

 
 

 

 

 




-¿Por qué no mejor sorteamos tanta cantidad de pormenores ceremoniosos y usamos bonitas máquinas que puedan imaginar y recordar con todo detalle para nosotros?.-

De aquella forma convenida se mandaron a hacer las computadoras que conservan e idean todo, gracias (entre muchos otros) a la labor de un inesperado ratón.

Mx / Cd. Mx. / Col. Roma Norte / Jueves / 5 / Octubre / 2017 / Camilo Pérez Aguad








A quien corresponda:

Me dirijo atentamente a ustedes para hacerles llegar las siguientes observaciones y reclamos pertinentes respecto a los test proyectivos que tienen ustedes a mano para generar diagnósticos sociales a través de la rápida observación de dibujos de la figura humana.

Primero que nada he de hacerles notar que cuando hablan de algo cómo test proyectivo no hacen más que dejarse en evidencia ante los demás ustedes solos, siendo obvio que están atemorizados y aferrados en el convencimiento de que la catarsis “(…) es una loca, vieja y perversa deidad griega”.

Segundo.- La figura humana no es un invento de nadie que conozcamos en particular (Michelangelo, Gauguin, etc) pero ya que ustedes se advienen a hacerse pasar por dueños y señores de tan preciado patrimonio de la humanidad en sus grandes juicios al respecto de la desnudez, me permito advertirles (no sin temor de mi parte) que su trabajo es más cercano a una invasión extraterrestre que al arte del dibujo puntualmente.

Tercero.- Como dibujante del natural que yo soy, he de reclamarles la evidente retribución por daños y perjuicios que sus publicaciones han ocasionado en mi labor artística, siendo los enormes prejuicios que ustedes se han dado a la labor de sembrar por doquier, los principales actores de decadencia. Queriendo decir con esto que cualquier fundamento que ustedes se esfuercen en proyectar en mi obra, así como la búsqueda inequívoca de un juicio único y/o fundamento social para la misma, será responsabilidad y compromiso inalienable que adquieren todos ustedes de hoy en más para con el mundo del arte y sus subsidiarias.

Sin más, les doy por apercibidos.

Camilo Pérez Aguad
Mx. / Cd. Mx. / Roma norte / miércoles / 13 / septiembre / 2017










































No hay comentarios:

Publicar un comentario